Change Font Size:   A A A

Dec 14, 2015 | Paulette E. Martin

El adviento: un período de preparación para la Navidad

       El adviento marca la temporada navideña en las iglesias episcopales. Es un período de preparación espiritual para la llegada de Jesucristo a la tierra. Aunque existe una gran diversidad de culturas y tradiciones Hispanas dentro de la diócesis de Texas durante estas celebraciones, el significado del nacimiento de Jesús tiene la misma resonancia para sus feligreses.

 

       En la Iglesia Episcopal San Pedro en Pasadena, Texas el Rvdo. Pedro N. López decora la iglesia con el color púrpura y construye un pesebre en el santuario. Aparte de las decoraciones, también ofrece un retiro espiritual y una fiesta para Nuestra Señora de Guadalupe con las mañanitas y matachines. Y aunque en la Iglesia Episcopal no existe la tradición muy arraigada de la confesión, para quienes desean hacerlo, el Padre Pedro ofrece el rito de la confesión.

 

      “Yo pienso que es importante revisar primero donde estás espiritualmente. Si necesitamos arrepentimiento, es importante pedir perdón,” dice el Rvdo. López. “Segundo, leer la palabra de Dios porque es la mejor manera de prepararse para la Navidad y también después alegrarse. Yo pienso que es un momento de gran alegría poder celebrar el nacimiento de nuestro señor Jesucristo.”

 

      Las posadas también tienen un papel importante durante el adviento. Estas celebraciones suelen llevarse a cabo en diferentes casas de los feligreses donde hay un convivio, villancicos y oraciones. Este año, las posadas empiezan el miércoles, 16 de diciembre y concluyen el jueves, 24 de diciembre.

 

      El propósito de las posadas es darle la oportunidad a los fieles cristianos recrear la historia de María y José cuando buscaban alojamiento donde pudiera nacer Jesús. Durante las posadas, aprendemos que al darles la bienvenida a los pobres y a los necesitados, le damos la bienvenida a Jesús.

 

     El Rvdo. López invita a todos a que tomen la iniciativa de organizar las posadas. “Tú puedes hacer tu propia posada en tu casa con la familia aunque el sacerdote no pueda ir a todas las casas, tú lo puedes hacer e invitar a personas. Es una manera excelente para prepararte,” dice el padre López.

 

      Karla Rodríguez, 24, pertenece a la Iglesia Episcopal San Pedro en Pasadena. Ella recuerda con mucho cariño su niñez en Guadalajara, Jalisco donde se celebraba la Navidad con tradiciones muy distintas a las de los Estados Unidos.

 

     “En México cerraban las calles y hacían una fogata en medio de la calle y había música y salían los vecinos. Se creaba un buen ambiente,” dice Rodríguez. “Y nada más era eso, estar en familia y andábamos de casa en casa, todos los amiguitos salían y nos juntábamos y corríamos, pedíamos comida y luego corríamos a otra puerta. Había mucha libertad, había mucha felicidad y se sentía hermoso,” se expresa Rodríguez con mucha alegría.

 

     Este año será muy diferente para Rodríguez ya que pasará la Navidad sólo con su esposo y lejos de su familia. Pero, para ella lo más importante es que la Navidad brinda esperanza y nuevas oportunidades.

 

    “La llegada de Jesús es un nuevo comenzar. Entonces para mí es cambio,” dice Rodríguez. “Esta temporada me ayuda a reflexionar para ver cómo puedo ser una mejor persona y quiero estar preparada.”

                                                                                       

     Por otra parte, para Dania Laínez, residente de Houston y originaria de Nicaragua, la Navidad siempre ha sido una temporada que ha celebrado junto con su familia.

 

    “Mi abuelita siempre quería que la familia estuviera junta y que las cosas que hacíamos para celebrar eran alrededor de las comidas que ella cocinaba,” dice Laínez. “Le gustaba hacer tamales, en Nicaragua se llaman nacatamales. Son grandes, sólo con uno te llenas.”

 

    Ya que su abuela no vive, Laínez se reúne con su mamá en Houston y prepara una gallina rellena y hace la comida que siempre le recuerda a su niñez.

 

   “El nacimiento de Jesús trajo mucha esperanza. Esperanza de volver a estar en comunión con Dios y tener esa relación con él,” dice Laínez. “Y no sólo eso; nos trajo la posibilidad que después que nos muramos podemos estar de nuevo con Dios.”

 

 

Eventos en las congregaciones Hispanas de la Diócesis Episcopal de Texas

 

 

Miércoles, 16 de diciembre

 

-Santa María Virgen (Houston): Las Posadas (12/16 – 12/23) 7:30 p.m. en las casas de varias personas en diferentes partes de la ciudad (todavía los lugares no han sido seleccionados y nuestro servicio de las 7:30 p.m. se cancela todos los miércoles durante este evento).

 

Sábado, 19 de diciembre

 -St John’s (Austin):  Las posadas 7 p.m.

 

Jueves, 24 de diciembre

 

-Santa María Virgen (Houston): Servicio de Víspera de Navidad al mismo tiempo de la última posada, habrá una fiesta siguiendo. Todo empieza a las 7:30 a.m.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO