Change Font Size:   A A A

Jun 29, 2017 | The Rt. Rev. Hector Monterroso

El Rvdmo. Monterroso: Escucha y sigue la guía del Espíritu Santo

Hace 14 años llegué a Costa Rica después de haber sido electo y consagrado como Obispo y pensé que ahí trabajaría hasta mi jubilación, no cabe duda que los planes de Dios son diferentes a los nuestros y cuando de hacer planes en la Iglesia se trata más vale estar abiertos a escuchar y seguir la guía del Espíritu Santo. Hace nueve meses recibí una llamada telefónica que cambió mi ruta y mi pensamiento, el Obispo Andy Doyle me invitó a servir en la Diócesis de Texas como Obispo Asistente y apoyar los esfuerzos misioneros que él lidera. La llamada telefónica duro menos de cinco minutos pero al final de la misma, una sensación emocionante e inspiradora inundó mi corazón. Con la seguridad de que El Señor me ha llamado y con la alegría de familia de emprender este nuevo ministerio he aceptado y estoy ansioso por iniciar mi ministerio aquí.

Desde el principio de mi ministerio he aprendido que he sido llamado para promover la Misión especialmente a través de acciones muy concretas, me gusta mucho trabajar afuera del templo con los diferentes grupos misioneros que invierten tiempo y recursos para ayudar a personas que necesitan acompañamiento pastoral, espiritual y material en los vecindarios alrededor de donde se ubican las Iglesias y más allá. He aprendido a literalmente tocar puertas e invitar a las personas a unirse a Jesús y a la Iglesia Episcopal. Creo que la fuerza transformadora del amor de Dios no puede ser predicada únicamente dentro de nuestros templos sino en cualquier lugar dónde identifiquemos que hace falta.

En Costa Rica aprendí muchas cosas, mi enfoque se resume en tres áreas específicas; la expansión de la Iglesia, en la cual plantamos tres nuevas Iglesias en los últimos 7 años, dos de las cuales son económicamente autosuficientes. La Educación Teológica; pasamos en 12 años de ser 6 sacerdotes a 34 a la fecha. Y Testimonio Cristiano a Través del Servicio; área en la cual invitamos a todas las congregaciones a unirse en el esfuerzo por usar sus espacios y facilidades físicas para servir a las comunidades aledañas. Los programas de servicio de la Diócesis de Costa Rica atienden particularmente mujeres y niños, mayormente inmigrantes nicaragüenses.

Uno de los pilares de trabajo ha sido el compañerismo; cada año alrededor de 20 grupos misioneros visitan la Diócesis y apoyan este esfuerzo.

El Obispo Doyle me ha invitado a trabajar supervisando y visitando la Región Sur de la Diócesis, apoyando pastoralmente al clero de esta región e involucrarme de lleno en el proyecto para plantar congregaciones en inglés y español, especialmente enfocado en el plan que busca contar con 275 nuevas Comunidades Cristianas para el año 2031. Trabajaré en conjunto con la Comisión de Ministerio Hispano y con la Obispa Dena apoyándole en la identificación de nuevos líderes hispanos con vocación ministerial, también colaboraré en la creación de una estrategia para apoyar el crecimiento y expansión de congregaciones en medio de la multiculturalidad del territorio de la Diócesis de Texas.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO