Change Font Size:   A A A

Sep 15, 2017 | Paulette E. Martin

Hispana Servirá en el Cuerpo de Servicio de Jóvenes Adultos de la Iglesia Episcopal

Aspen Gómez, de 24 años, creció alrededor de organizaciones sin fines de lucro y pasó la mayor parte de su tiempo libre ayudando a otros. Su padre, el activista y  Rdo. Ed Gómez, fue el director ejecutivo de El Buen Samaritano en Austin y actualmente es vicario en San Pablo, Houston. Cuando se enteró sobre el Cuerpo de Servicio para Jóvenes Adultos de la Iglesia Episcopal a través de sus padres, Gómez no dudó en aplicar.

Gómez, junto con otros ocho jóvenes de entre 21 y 30 años de edad, se han comprometido espiritualmente por un año de misión internacional y servirán en comunidades de la Comunión Anglicana alrededor del mundo. Gómez es la primera miembro de la Diócesis de Texas en ser parte de YASC.

A partir de este mes, Gómez servirá en Hogar Escuela Episcopal en San José, Costa Rica. El programa es parte de la Diócesis Episcopal de Costa Rica y ofrece apoyo a las madres solteras que son encargadas de sus familias y necesitan ayuda con sus hijos mientras están en el trabajo.

"Me dio mucha alegría de haber sido seleccionada", dijo Gómez. "Siempre he querido servir en el extranjero y me sentí muy honrada de haber sido elegida para hacerlo". 

"YASC es una oportunidad para vivir tu pacto bautismal, buscar y servir a Cristo en todas las personas y amar a tus vecinos como a ti mismo, incluso los que no has conocido", dijo Grace Flint, encargada del programa YASC.

Junto con sus deberes diarios, cada misionero de YASC debe escribir un blog detallando su servicio, reflexiones y aventuras para alentar a otros en sus diócesis. 

Gómez, graduada de la Universidad de Houston, sirvió como especialista bilingüe para Big Brothers, Big Sisters, una organización sin fines de lucro que proporciona mentores a jóvenes en riesgo. También fue voluntaria para el Banco de Comida de  Houston, ayudó a FEMA durante el huracán Ike y trabajó con el departamento de jóvenes en Ripley House. Ella comentó que el proceso para aplicar a YASC no fue fácil.

"La aplicación contenía varias preguntas de ensayo que fueron muy provocadoras y centradas en nuestros pensamientos y experiencias de trabajo multicultural", dijo Gómez. 

Una vez que fue aceptada en el programa, asistió a una sesión de discernimiento de una semana en Nueva York con los otros misioneros de YASC para asegurarse de que el programa era adecuado para ellos. Cada misionero de YASC tiene que recaudar $10,000 para cubrir la mitad de sus gastos anuales mientras están en el programa y su recaudación de fondos comenzó con el permiso de sus obispos. 

"Hablé con el Obispo Doyle y le expliqué lo que voy a hacer en Costa Rica", dijo Gómez. "Me dio las gracias y donó muy generosamente a mi campaña".

Gómez también visitó iglesias, envió correos electrónicos y cartas a amigos y familiares para recaudar los fondos necesarios. Ella creó una página de gofundme, pero todavía necesita ayuda para cumplir su objetivo. Para obtener más información sobre Gómez y su misión en Costa Rica o para ayudar a cumplir su objetivo de recaudar  $10,000 dólares, visite: www.gofundme.com/Aspen-GoYASC

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO