Change Font Size:   A A A

Feb 13, 2017 | Carol E. Barnwell

La iglesia misionera es el enfoque del 168º Concilio

Fundamentado en la Escritura y la Adoración

Desde la adoración de apertura del 168º Concilio de la Diócesis Episcopal de Texas, el jueves por la noche hasta cuando se escuchó el martillo de apertura el viernes por la mañana, el ser misionero y la construcción de comunidades misioneras se reflejaron en la adoración y las juntas de negocios, donde más de 900 delegados, clérigos y visitantes se reunieron.

Congregaciones se reunieron para adorar el jueves, 9 de febrero de 2017 en la Iglesia Trinidad, Galveston. Este año, la reunión anual de la Diócesis se extendió de dos a tres días, durante la cual los delegados aprobaron la contratación de un obispo auxiliar, aprobaron un presupuesto de 10.7 millones de dólares, continuaron a editar los cánones para reflejar las prácticas actuales y suprimiendo el lenguaje obsoleto y eligiendo nuevos miembros para el Consejo Ejecutivo y los nuevos diputados a la Convención General de 2018. Las sesiones plenarias desafiaron a los delegados a leer la Escritura con un nuevo ojo, a comprometerse con los hábitos sagrados ya hacer un punto de conocer a los vecinos. La diócesis también se despidió de la Canónica Mary MacGregor, que se jubiló esta semana. En un merecido homenaje, el Obispo Andy Doyle, presentó a MacGregor con un pozo de agua para una comunidad pobre en Tanzania para honrar sus muchos años de dedicación a la Diócesis.

 Un festival de la eucarístico el viernes presentó a la Rvdma. Mariann Budde, Obispa de Washington, D.C. como predicadora y un coro, conjunto de toda la diócesis. La Obsipa Budde, observando los logros de la diócesis de Texas, animó a los presentes a "dar testimonio de lo que has visto" y continuó: "Necesitamos la vista y el testimonio de los demás".

 La reunión anual de la Diócesis amplió su calendario de acuerdo con el obispo Andy Doyle, para que los delegados pudieran "pasar más tiempo juntos en la conversación" para considerar la comunidad particular y el contexto de cada congregación para salir del edificio y salir al mundo para amar al prójimo".

 "BHAG"

"Esto es lo que significa ser una iglesia misionera", dijo el Obispo Doyle. El cambio que el Obispo Doyle busca alentar en la Diócesis de Texas es en lo que significa ser "misional". "Mientras que "están atrapados en nuestros santuarios", el Obispo quiere fomentar la participación activa más allá de los muros de la iglesia en respuesta a las necesidades particulares de los "vecinos".

 Para ello, tres sesiones plenarias, dos seguidas de una historia de vida misional en diferentes partes de la Diócesis, desafiaron a los delegados y al clero a reinventar qué y a dónde podrían llevar el Evangelio. El Obispo Doyle admitió que este cambio sería incómodo y en su presentación al Concilio se refirió a la visión anterior del Obispo Claude E. Payne (séptimo obispo de Texas) de una Diócesis de Expectativa Milagrosa, que tenía un "BHAG" (una meta grande, santa y audaz—por sus siglas en inglés ) Como su inspiración para el futuro de la Diócesis de Texas.

"Su visión capturó nuestra imaginación y capturó la mía", dijo el Obispo Doyle. "Estamos de nuevo captando la misión de Jesús ... desafiado por una visión de cambio impulsada por el Espíritu Santo". Reconociendo la tensión que el liderazgo siente durante los tiempos de cambio, animó a los miembros de la diócesis a asumir el reto de alcanzar más allá de sus planteles para crear una definición más amplia de "iglesia", señalando que el 47 por ciento de las 154 congregaciones de la Diócesis habían experimentado un crecimiento en los últimos cinco años. Actualmente, la Diócesis tiene nueve misiones en el campus, 27 comunidades misioneras y 16 más en desarrollo. "Estamos tratando de participar en la toma de riesgos santos", dijo el Obispo Doyle, y agregó que la Diócesis ya no está obstaculizada por un modelo de iglesia "de talla única". "Queremos expandir y abrazar y comenzar a financiar la misión creativa y las personas e iglesias con el coraje de emprender desafíos", dijo durante su discurso al Concilio que se puede escuchar aquí.

 "Responder al llamado de Jesús hoy, en este tiempo, en este lugar, será un desafío. Y si estamos siendo completamente honestos, lo que estoy pidiendo que hagamos es exhibir nuevos comportamientos y maneras de involucrar al mundo que, francamente, todavía no sabemos cómo hacerlo", dijo.

 Enmarcó las sesiones plenarias recordando a los asistentes que la Diócesis Episcopal de Texas "debe ser una organización misionera para Jesús", explicando que habrá cambios en la estructura, los hábitos y la manera en que los fieles ven a la iglesia y al mundo en un "contexto de misión que cambia rápidamente".

Plenarias misionales

Las dos primeras plenarias fueron dadas el viernes por la Rvda. Francene Young, vicaria de San Lucas Evangelista, Houston y la misionera de transición diocesana y Rvda. Beth Magill, misionera asociada para las iniciativas congregacionales para la Diócesis.

 La presentación de Young pidió a los delegados que reconsideraran dónde han buscado a Jesús y animó a leer la Escritura con un punto de vista misional. "¿Nuestra lectura de la Escritura aumenta nuestra capacidad de amar a Dios y al prójimo?", preguntó Young, agregando que "No hay lugar, ni persona, ni ciudad, ni situación, ni vecindario, donde Dios no está ya presente haciendo lo que Dios hace".

Magill, trató de inculcar "hábitos santos" que mejorarían este objetivo misional al buscar un punto de vista más amplio del "vecino". Ella sugirió que estos hábitos traerían "nueva vida" a las iglesias y sus comunidades si los miembros de la iglesia se comprometían a compartir una comida con tres personas cada semana; Escuchar su historia (70% escuchando y 30% hablando); Leer las Escrituras y orar constantemente. "Esto cuesta poco más que esfuerzo", dijo, y añadió que si se sigue, acercaría a las personas a vivir en una identidad misional.

La plenaria de Young fue seguido por una presentación del Rvdo. Jefferson Davis, vicario de Todos los Santos, Cameron, quien habló de los esfuerzos de su pequeña congregación para alimentar a los niños durante el verano. Después de un año de alimentación de los niños durante el verano, la iglesia ha ampliado el ministerio y creado una red de socios de la comunidad para ayudar.

El reverendo Pedro López, vicario de San Pedro, Pasadena, siguió a Magill y, junto con un miembro del comité episcopal Diana Torres, compartieron una extensa lista de los ministerios llevados a cabo por miembros de San Pedro. Estos incluyen apoyo y capacitación para sus miembros, así como un ministerio activo de participación de la comunidad con los socios del área. La congregación vibrante ha ampliado sus instalaciones mientras que apoya a varios ministerios para servir a la comunidad. "Creemos que acogiendo al inmigrante, el refugiado, el extranjero entre nosotros, es esencial para nuestra vida en Cristo", dijo López.

Jason Evans cerró el Concilio en una nota alta. "Las comunidades misioneras existen cuando participamos en la misión de Dios de reconciliación más allá de las paredes de la iglesia a través de la relación y la adoración", dijo Evans, alentando a los episcopales a mirar estratégicamente en sus vecindarios y conocer a sus vecinos. Dijo que había muchas personas que no asistían a la iglesia, pero que, sin embargo, necesitaban una comunidad cristiana amorosa y que los miembros de la iglesia deben prestar atención, no sólo en cómo "se reúnen", sino también en cómo se "dispersan".

"Un número cada vez más alto de sus vecinos los esperan para reunirse y compartir las buenas nuevas de Dios", dijo. Escucha el plenario de Evans aquí.

La finanzas continúan mejorando

La nueva directora financiera de la Diócesis, y la nueva tesorera, Linda R. Mitchell, informó que el balance actual refleja el efectivo y los valores negociables hasta más de $200,000 y que la Diócesis no tiene deuda. Los gastos totales estaban por debajo del presupuesto en 2016 en más de $350,000 dólares, lo que condujo a un total acumulado de activos netos de más de $850,000 dólares a principios de 2017. El Dr. John Hancock, hablando en nombre del Comité de Finanzas de la Junta Ejecutiva, presentó un presupuesto de $10.7 M, casi medio millón de dólares más que 2016, que fue aprobado por los delegados y el clero. Los detalles financieros están incluidos en el sitio web de la diócesis además de una explicación de video del pre-consejo. Visite www.epicenter.org/council para obtener un informe financiero completo a partir de la página 136 de la Revista.

Antes de la votación sobre el presupuesto, el Rvdo. Rob Price, rector de San Dunstán, Houston, y la Rvda. Lisa Hunt, rectora de San Estevan, Houston, cuestionaron la "teología de la compensación del clero implícita" en el presupuesto de 2017. "El modelo que se utilizó para establecer los salarios de las posiciones clericales diocesanas fue establecido por Mercer", dijo Hunt, señalando que los clientes del consultor son corporaciones. "No vemos a la Iglesia de Jesucristo como una corporación ni a nuestro obispo como un oficial en jefe", dijo Hunt y Price, añadiendo: "Si modelamos nuestra vida al mundo como simplemente otra corporación, con o sin fines de lucro, ¿Cómo vamos a ser la luz? ¿Cómo seremos la sal"?

"Entendemos que este presupuesto será aprobado", continuó Price, "pero recomendamos una conversación amplia e inclusiva antes de que el presupuesto se presente a este piso porque ese presupuesto podría no ser aprobado", agregó, cuestionando cómo este aumento relacionaría con las congregaciones que no podían permitir aumentos o al clero que no habían sido compensados ​​por la política diocesana, específicamente el clero no-estipendio bi-vocacional.

El Rvdo. Merrill Wade, rector de San Mateo, Austin, respondió como miembro del grupo que había trabajado con Mercer para estudiar la remuneración. Aunque admitió, "la equidad de compensación es un verdadero desafío", dijo que Mercer trabajó duro para entender a la Diócesis y que la venta del Hospital de San Lucas había cambiado el alcance del trabajo para el liderazgo diocesano "dramáticamente".

Las elecciones

Cada tres años, la Diócesis elige diputados a la Convención General. Con un cambio aprobado en el canón este año, estos diputados ahora también sirven como representantes al Sínodo regional. Elegidos como diputados de la Convención General son:

Clementine Arana, Epifanía, Houston; Jerry Campbell, San Albán, Waco;

David Harvin, San Martín, Houston; Luz Montes, San Mateo, Houston; y la Rvda. Susan Kennard, Trinidad, Galveston; El Rvdo. Patrick Miller, San Marcos, Houston; El Rvdo. Alex Montes-Vela, Santa María Magdalena, Manor; Y el Rvdo. Chuck Treadwell, San David, Austin. El Rvdo. Chuck Treadwell también fue elegido como fideicomisario de la Universidad del Sur, Sewanee, TN. Linda R. Mitchell y el Rvdo. Canónico John A. Logan fueron elegidos por aclamación como tesorero diocesano y secretario de la diócesis respectivamente. Marcia Quintanilla, San Mateo, Houston y la Rvda. Hannah Atkins, Trinidad, Houston fueron elegidas para el Comité Permanente y Helen Toombs, Palmer Memorial, Houston fue elegida para la Corporación de la Iglesia. Los nuevos miembros de la Junta Ejecutiva incluyen a Rebecca Brindley, San Miguel, Austin; Gregory Vincent, San Santiago Austin; Michelle Allen, San Agustín de Hipona, Galveston; El Rvdo. Simón Bautista, la Catedral de la Iglesia de Cristo, Houston y la Rvda. Lisa Hines, Calvary, Bastrop.

Una lista completa de nominaciones y nombramientos por el Obispo a los comités está disponible en el sitio web diocesano.

La constitución y las actualizaciones canónicas continúan

María Boyce, presidenta del Comité de Constituciones y Cánones, presentó 17 propuestas de enmienda a la sesión de la reunión anual. Las enmiendas a la constitución requieren un proceso de dos años durante el cual se presentan para una primera lectura sin voto y se propone en el segundo año para la aprobación que requiere dos tercios de la votación. Se presentaron dos enmiendas constitucionales para una primera lectura este año: una que cambia la cantidad para un quórum de un cuarto a la mitad y la otra que agrega la representación en el Sínodo Provincial a los requisitos para diputados electos de la Convención General. Quince propuestas de enmiendas canónicas continuaron refinando y aclarando los Cánones diocesanos. En 2016 los Cánones fueron reorganizados en cinco títulos para agrupar la materia relacionada apropiadamente. Este año, las enmiendas editaron el lenguaje obsoleto o anticuado, trataron las disposiciones actualmente incompatibles con las prácticas diocesanas, actualizaron los Cánones para reflejar la venta de la Casa de San Santiago y últimamente, reduciendo el tamaño del comité de la Casa de San Vicente para llenar vacantes con miembros bien calificados más fácilmente. El texto completo de todos estos cambios y un video explicativo están disponibles en www.epicenter.org/council o en el Diario, Volumen 1.

Nuevas congregaciones

Mary MacGregor, Canónica para la Vitalidad Congregacional, anunció el consentimiento del Obispo a la formación de la Comunidad Episcopal del Congreso del Sur (SoCo), una misión parroquial de San David, Austin. También dijo que una nueva confraternidad, llamada Iglesia Episcopal San Romero, se encuentra actualmente en San Cristóbal, Houston. MacGregor, que se jubila después de este Concilio, informó además que el Obispo había aprobado a San Bernabé, Houston, la solicitud de ser remitido al estado de misión. Además, dijo que la Diócesis había estado en conversaciones con el Santo Emmanuel CSI (Iglesia del Sur de la India) para posiblemente aceptarlos como una congregación misionera de la Diócesis, y les dio la bienvenida a sus representantes al Concilio. Los miembros de SoCo y San Romero llegaron el sábado por la mañana a sonar—muy fuerte— la campana de la Gran Comisión acompañados con aplausos de los delegados.

Comunidades saludables para todos

Elena Marks, Presidenta y CEO de la Fundación de Salud Episcopal, dio a los delegados una actualización sobre la fundación de cuatro años de edad, formada a partir de los ingresos de la venta del Hospital San Lucas. "La caridad no es suficiente y el statu quo no resulta en comunidades saludables", dijo Marks. "Podemos transformar vidas, organizaciones y comunidades", agregó, explicando que a través de la investigación, datos y habilidades, la Fundación está construyendo fuertes coaliciones de socios comunitarios, entrenando congregaciones y trabajando con liderazgo para avanzar en el alcance transformacional, un modelo más sostenible, ella dijo. Desde 2013, la Fundación ha concedido $240 millones, devolviendo $60 millones al Instituto del Corazón de Texas, financiando la Fundación de la Gran Comisión con $126 millones, complementando el seguro de salud del clero en $5 millones anuales para aliviar las congregaciones del costo y otorgó más de $8.5 millones en subvenciones diocesana y $30.4 millones en otras subvenciones. La Fundación está desarrollando un nuevo plan estratégico, agudizando los procedimientos de otorgamiento de subvenciones y creciendo las asociaciones congregacionales, dijo Marks. El compromiso de la comunidad también está aumentando. "La suma de EHF es mayor que sus partes", concluyó.

 El 169º Concilio se celebrará en Waco del 15 al 17 de febrero de 2018.

 Audios del sermón del obispo Doyle, presentación al Concilio y presentaciones plenarias están disponibles en: epicenter.org/council. Detalles completos del presupuesto, enmiendas constitucionales y canónicas, nominaciones de obispos y nombramientos y resoluciones, visiten epicenter.org/council para obtener enlaces.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO