Change Font Size:   A A A

Jun 19, 2017 | EDOT Staff

Nuevo sitio web agiliza el proceso de Subsidios de Misión Estratégico

La Diócesis de Texas ha lanzado un nuevo sitio web para los Subsidios de Misión Estratégico (SMG), parte de una estructura integral de apoyo a las congregaciones para financiar iniciativas de crecimiento. El sitio, www.smgedot.org, esboza las metas revisadas y ofrece un proceso de solicitud en línea simplificado.

Según David Fisher, el Director de Fundaciones, el nuevo sitio facilitará a las iglesias entender si sus ideas se ajustan con los objetivos de SMG, así como proporcionar un calendario claro para su aplicación. "Los Subsidios de Misión Estratégico están diseñados a apoyar el crecimiento de la iglesia y el evangelismo", dijo Fisher, agregando que "proveen fondos para fomentar nuevas relaciones y alentar nuevas ideas". El proceso de aceptar solicitudes de subsidios ha aumentado de una vez por año a trimestralmente. Las subvenciones no intenta apoyar proyectos de capital o presupuestos operativos sino fomentar ideas creativas.

"Inspirado por el espíritu de aventura, riesgo y emprendimiento que incuba la misión de Dios, nuestras subvenciones invitan a nuestras congregaciones a pensar en grande sobre el impacto que Dios nos invita a hacer en nuestras comunidades", dijo el Obispo Andy Doyle. "Las becas son uno de los recursos que tenemos para realizar ese sueño mientras juntos nos convertimos en la futura iglesia".

Tres fundaciones diocesanas financian las subvenciones SMG: La Fundación del Obispo Quin, La Fundación Episcopal de Texas y la Fundación de la Gran Comisión (creada con un diezmo de la venta del Sistema de Salud Episcopal de San Lucas en 2013). El comité de subvenciones incluye a miembros de la junta directiva de las tres fundaciones.

Miembro del consejo desde el inicio del SMG en 2005, Karla Randle Schapansky ha servido como presidenta y ahora copresidenta con Flo Ray. Ambas mujeres son miembros de la Catedral de la Iglesia de Cristo, Houston. "Este ministerio en nuestra Diócesis sigue siendo una pasión mía", dijo Schapansky. Observando los abundantes recursos de la Diócesis, dijo que era un privilegio ayudar a discernir dónde se dirigen los fondos. "Es personalmente gratificante para mí reunirme con los solicitantes y los donatarios y ver qué nuevas ideas para las comunidades misionales y programas innovadores surgen. Con el lanzamiento de un sitio web dedicado, será más fácil para los solicitantes y el consejo avanzar para la Gloria de Dios".

El objetivo inicial de los Subsidios de Misión Estratégico para la Misión en 2005 tenía el propósito de apoyar a las congregaciones más pequeñas, más adelante se incluyeron las áreas específicas para el crecimiento, el ministerio de recién llegados, el evangelismo creativo dentro de las comunidades y las nuevas iglesias. Desafiadas por el Obispo Doyle para transformar la forma en que "crean una iglesia", las congregaciones, el clero y los líderes laicos comenzaron a ir más allá de los campus de sus iglesias para hacer ministerio. Al mismo tiempo, el programa SMG comenzó a revisar su proceso de solicitud y, a principios de 2016, agudizó su enfoque para apoyar iniciativas que representan el evangelismo comunitario con invitación intencional (discipulado), comunidades misioneras (apostólicas) y segundos sitios.

"La Diócesis Episcopal de Texas está cambiando la forma en que vemos y 'somos' la iglesia en un contexto de misión cambiante", explicó el Obispo Doyle. "Nuestro enfoque se ha desplazado de los programas a las personas y de la congregación a la comunidad para que ahora, nuestros recursos apoyen el trabajo de construir nuevas asociaciones fuera de las paredes de los edificios de nuestra iglesia".

La junta directiva amplió sus revisiones para agilizar el proceso de solicitud y, al mismo tiempo, alentó a los solicitantes a adoptar una visión de largo plazo. "Antes de que una iglesia considere una aplicación", dijo Fisher, "queremos que conozcan a sus vecinos, determinen los problemas y necesidades en su comunidad y comiencen a involucrar a su comunidad. También queremos que se centren en el impacto de cualquier plan estratégico que tienen, en lugar de su sostenibilidad", agregó.

El nuevo sitio web está diseñado como una herramienta de compromiso para los posibles solicitantes que tienen ideas inspiradoras con una visión misional. Aquí pueden aprender de los concesionarios anteriores, seguir un simple flujo de trabajo para completar y presentar propuestas en línea, encontrar recursos, realizar un seguimiento de su aplicación y encontrar un calendario para los plazos y los ciclos de subvención, que ahora son trimestrales.

"Lo que hemos visto recientemente es innovador", dijo Ray, copresidente del Comité SMG. "Es emocionante ver todas las formas creativas que las iglesias están conociendo y respondiendo a las necesidades en sus vecindarios".

Los posibles solicitantes primero deben hacer su tarea. "La investigación es un criterio crítico, especialmente para las comunidades misioneras", dijo Fisher. Hacer varias preguntas puede ayudar a las iglesias a discernir si sus ideas caen dentro del alcance de los SMGs: ¿Quién es nuestra comunidad? ¿Cómo podemos servirles? ¿Dónde está la relación? ¿Cómo podemos lograr que la iglesia converse con nuestra comunidad? "Encontrar la necesidad, evaluar los datos y motivar a los laicos", dijo Fisher, agregando que el sitio web proporcionará criterios específicos para las propuestas.

Después de que el solicitante envíe ideas de la propuesta en línea, el Comité de los Subsidios de Misión Estratégico hace una evaluación inicial, o bien invita al solicitante a hacer una presentación al Comité o elige no seguir adelante con la propuesta. Se requiere un acuerdo de pacto para los solicitantes aprobados y los fondos de la subvención se distribuyen trimestralmente. Este nuevo proceso ahorra a los solicitantes muchas horas en el proceso de solicitud si sus ideas no se ajustan exactamente a las metas establecidas por los Subsidios de Misión Estratégico.

El evangelismo comunitario a través de una invitación intencional tiene como objetivo llegar a nuevas personas e invitarlas a la relación a través de estrategias audaces. Los segundos lugares pueden ser el trabajo de una personas o varias congregaciones para establecer un segundo sitio—tal vez una nueva misión en un área emergente de alto crecimiento poblacional donde no hay presencia episcopal.

El éxito se mide por las relaciones construidas y el impacto y los solicitantes deben responder por sí mismos cómo se miden su éxito, el resultado deseado. El primer paso es identificar a las personas en una congregación con las habilidades y el talento necesarios para un ministerio o comunidad misional en particular. "Encuentre la necesidad, evalúe los datos y motive a los laicos en la congregación", dijo Fisher. "¿Dónde puedes encontrar gente fuera de las paredes de la iglesia y compartir el Evangelio? Esa es nuestra comisión de Jesús, para ir y hacer discípulos. Queremos apoyar y alentar a los episcopales a llevar a cabo esa Comisión".

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO