Change Font Size:   A A A

Sep 22, 2016

Obispos Episcopales de Texas responden a la acción del gobernador Abbott

Los tejanos no son conocidos por ser miedosos, sino por su generosa hospitalidad y por tener un corazón acogedor. De hecho "Texas" significa amistad. Texas es grande precisamente a causa de la gran diversidad y orígenes de su gente. Por lo tanto, nos preocupa que el gobernador Greg Abbott haya anunciado su intención de retirar al estado de Texas de participar en el programa de refugiados de EE.UU.

 

Los refugiados todavía legalmente y pacíficamente podrán reinsertarse en Texas, pero la función y la coordinación que el estado ha sido parte, se verá facilitada por una organización sin fines de lucro designada. Apreciamos el trabajo del gobierno del estado de Texas en cooperar durante la transición para facilitar la atención ininterrumpida a los refugiados y confiamos en la palabra del gobernador de que todo va a marchar bien.

 

Los proveedores de servicios de refugiados trabajarán de cerca con el estado de Texas y las comunidades locales durante los próximos 120 días para asegurar que la transición no ponga a las familias de refugiados en riesgo de perder los servicios críticos. Hasta el momento, los refugiados sólo reciben servicios a corto plazo para ayudar a integrarse y reconstruir sus vidas. Las comunidades locales y las organizaciones que ayudan a los refugiados se han comprometido de asegurarse de que no existan deficiencias en los servicios, pero con sólo cuatro meses, esto seguirá siendo un tremendo esfuerzo. Estos grupos continuarán su importante labor de acoger y apoyar a los refugiados en sus nuevos hogares.

 

Texas encabeza a la nación en el reasentamiento de refugiados, y la decisión de retirarse del programa de reasentamiento de refugiados después de casi 40 años de participación pacífica es incompatible con nuestra historia orgullosa de recibir a los refugiados.

 

Más que eso, como cristianos, seguimos a nuestro Señor que nos llama a asistir a las personas que sufren y a mostrar nuestro amor a Dios amando a nuestro prójimo. Nuestras escrituras nos enseñan que en el cuidado de "los más pequeños entre nosotros" estamos cuidando a Jesús, y que "el perfecto amor echa fuera el temor". Nos encontramos en la tradición de Abraham que insiste en generosa hospitalidad hacia los extraños y extranjeros.

 

Mientras que la vigilancia contra el terrorismo es una preocupación real, la decisión del gobernador Abbott es una reacción de temor y ampliamente en contra de las personas equivocadas; la mayoría de los cuales han renunciado a todo para escapar la violencia y el terror sólo para encontrar la libertad entre nosotros. Esta decisión no refleja el espíritu acogedor de nuestras comunidades de fe y socios en todo Texas. Todos los días vemos tejanos practicar su compromiso con el valor y la hospitalidad dando la bienvenida a las familias de refugiados y ayudarlos a convertirse en tejanos y americanos.

 

Los refugiados quieren nada más que para trabajar duro, enviar a sus hijos a la escuela, y construir una nueva vida en condiciones de seguridad. Los refugiados son los contribuyentes, consumidores, propietarios de negocios y líderes en una amplia gama de industrias en todo Texas.

 

Instamos a nuestros líderes estatales a rechazar la formulación de políticas basadas en el miedo ya que nuestro estado no es digno de abandonar a familias que han pasado por tanto. Eso no es lo que somos como tejanos, y también no refleja los mejores valores de Texas. Como líderes episcopales nos comprometemos a trabajar hacia una solución a la crisis que se enfrenta ahora Texas. Nuestras oraciones están con todos aquellos refugiados que hoy en día temen y están preocupados por su futuro en Texas. Oramos por nuestro gobernador y nuestros líderes electos. Oramos por los empleados que se encargarán de decisiones muy difíciles en los próximos días. Y, oramos para que podamos seguir defendiendo un espíritu de paz, el amor y la hospitalidad a todos los que vienen a Texas en busca de un nuevo hogar.

 

Fielmente,

 

El Rvdmo. C Andrew Doyle, Obispo Diocesano, Diócesis de Texas

La Rvdma. Dena Harrison, Obispa Sufragánea, Diócesis de Texas

El Rvdmo. Jeff Fisher, Obispo Sufragáneo, Diócesis de Texas

El Rvdmo. Michael Vono, Obispo Diocesano, Diócesis de Rio Grande

El Rvdmo. Gary Lillibridge, Obispo Diocesano, Diócesis del Oeste de Texas

El Rvdmo. David Reed, Obispo Coadjutor, Diócesis del Oeste de Texas

El Rvdmo. Scott Mayer, Obispo Diocesano, Diócesis de Noroeste de Texas; Obispo Provisional Diócesis de Fort Worth

El Rvdmo. Rayford High, Jr., Obsipo Asistente, Diócesis de Fort Worth

El Rvdmo. Sam Hulsey, Obsipo Asistente, Diócesis de Fort Worth

El Rvdmo. George Sumner, Obispo Diocesano, Diócesis de Dallas

 

Para más información, comuníquese con:

Carol E. Barnwell

Directora de Comunicaciones

oficina: 713.353.2140 

celular: 713.703.6385

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO