Change Font Size:   A A A

May 30, 2017 | The Rev. José de Jesús Sánchez

San Francisco de Asís: Una comunidad participativa y colaboradora

El Rdo. José de Jesús Sánchez llegó a Austin en febrero 2017 como el nuevo vicario de San Francisco de Asís. 

Tuve mi primer encuentro con el comité del Obispo de la Iglesia de San Francisco de Asís el mes de octubre de 2016, donde los miembros me dieron la aceptación como el nuevo vicario de la Iglesia, una vez que ya había pasado por la entrevista de la Diócesis.

En el mes de febrero del 2017 me moví desde las costas preciosas de Miami, Florida a la bonita ciudad y capital de Texas, Austin ya para iniciar mi experiencia pastoral como nuevo vicario de San Francisco de Asís.

El 2 de mayo cumplí mis primeros tres meses de haber llegado y puedo decir ahora que he encontrado una bonita comunidad muy participativa y colaboradora en lo que se refiere a sus celebraciones litúrgicas y sacramentales y en general a la vida de la iglesia.

Una comunidad formada por un grupo o una generación que ya tiene una larga experiencia de vida comunitaria en la iglesia de San Francisco, así como otro grupo recientemente acercándose a la iglesia para conocer y decidir, y finalmente, otro grupo que viene y pasa de largo sin hacer un compromiso de quedarse y formar parte de la iglesia como miembro más estable.

Encuentro, también, un núcleo de miembros de la iglesia más comprometidos con un deseo de crecer más espiritualmente y humanamente, ávidos de prepararse mejor en la Palabra de Dios y en la vida de la Iglesia, deseosos de profundizar su vida religiosa a través de retiros espirituales y momentos más intensos de oración.

Desde mi llegada, sentí el apoyo, de todos los miembros del comité del obispo, en lo que he compartido con ellos de lo que quería que fuese nuestra misión como Iglesia: “Creemos que nuestra misión y servicio como Iglesia es de enriquecer y conectar vidas con Dios, por medio de la invitación y bienvenida a todas las personas para que sean parte de nuestra comunidad de Fe”.

Con esto en mente, nos dimos a la tarea de hacer nuestro plan de trabajo como iglesia, a través de los diferentes ministerios movidos por tres principios guías: San Francisco tiene como prioridad crecer; nuestro propósito es servir a las personas; y nuestro compromiso es invitar a otros a formar parte de nuestra iglesia.

Finalmente, puede decir, que mi experiencia en San Francisco, hasta ahora es positiva con un panorama alentador, pero que no deja de tener sus retos y desafíos en el comino del servicio y crecimiento en la fe. Pero que con el apoyo y la oración de los miembros seguimos adelante en la realización de nuestro trabajo pastoral.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO