Change Font Size:   A A A

May 30, 2017 | Paulette E. Martin

SB4 siembra semillas de miedo para los inmigrantes de Austin

Un abogado y traductora ayudan a Jiménez* y a sus gemelas a llenar formularios.

 Preparándose para lo peor, Elena Jiménez*, junto con sus gemelas de 15 años, Camila y Carla*, vinieron a San Santiago, Austin, el 6 de mayo para obtener ayuda para preparar una declaración jurada autorizando un apoderado de sus hijas menores, por si ellas son separadas a causa de una deportación.

"Como madre soltera, estoy muy preocupada", dijo Jiménez, con lágrimas formándose en sus ojos. "Quiero lo mejor para ellas y me duele estar en esta situación. Estamos en un lugar muy complicado".

Jiménez no quiere que sus hijas adolescentes sean forzadas a vivir con el padre que abandonó la familia cuando sólo tenía tres meses de embarazo. Ella explica que él nunca ha sido parte de sus vidas. Jiménez ha estado viviendo en los Estados Unidos por casi 30 años y las niñas nacieron aquí.

Jiménez, junto con otras familias en el área de Austin, asistieron a un foro de inmigración en San Santiago para conocer sus derechos y anticipar los efectos del proyecto de ley  que fue firmado el 7 de mayo por el gobernador Greg Abbott, que elimina las ciudades santuario en Texas a partir del 1ro de septiembre.

Esta legislación obligará a la policía estatal, local y los campus universitarios a servir como oficiales de inmigración y cumplir con el mandato de detener y retener a los inmigrantes bajo custodia para la Agencia de Aduanas de Inmigración (ICE). Se le quita el derecho a los departamentos de policía locales a establecer sus propias prioridades de seguridad pública y los compromisos para proteger a los inmigrantes que son víctimas de un crimen o que pueda ser testigo de un crimen.

El foro fue dirigido por el abogado de derechos humanos, Jim Harrington. Cuatro abogados adicionales—tres de los cuales son miembros de San Santiago—notarios y maestros, se ofrecieron voluntariamente para ayudar a las familias a llenar los formularios complejos.

"Esta es la quinta vez que hemos hecho esto para la comunidad en caso de que los padres sean deportados, pero creo que es más crítico ahora que la SB 4 va a convertirse en ley porque es muy importante que la gente sepa que esto aumenta la probabilidad o posibilidad de que personas sean deportadas", dijo Harrington. 

Uno de los mensajes claves que los organizadores dieron a las familias inmigrantes fue ser muy cautelosos mientras conducían. 

"Les decimos que no manejen si no tienen una licencia de conducir, es mejor pagarle a alguien que arriesgarse a ser detenidos", dijo Harrington.

Para la mayoría de las familias que asistieron al foro, el temor y la incertidumbre es algo que es parte sus vidas.

Una de las formas en que Carla controla esas emociones es "no pensar todo el tiempo en lo que puede suceder".

Camila, que no estaba segura de la razón por la cual su mamá obligó a que ella y su hermana asistieran al foro, comprendió la importancia después de escuchar la situación.

"Queremos ayudar a nuestra madre y darle tranquilidad. Sabemos que existe la posibilidad de que seamos separadas", dijo Camila.

Las gemelas dijeron que su objetivo es hacer un buen trabajo en la escuela y tener una carrera para que un día, puedan darle a su mamá una vida mejor.

"Me gustaría ser chef", dijo Carla.

"Y a mí me gustaría ser una doctora", agregó Camila. "Quiero mostrarle a mi mamá que estamos aquí por ella".

El foro fue un esfuerzo colaborativo compuesto de miembros de la iglesia y de la comunidad. Odenia Gutiérrez, miembro de San Santiago por más de 12 años, desempeñó un papel importante.

"Me gusta contribuir en todo lo que puedo, así que traje gente al evento para que puedan salir con una carta de poder de un abogado y estén conscientes de sus derechos", dijo Gutiérrez. "Yo fui indocumentada por 11 años y entiendo por lo que están pasando".

Para más información sobre Proyecto Santiago, visite: www.proyectosantiago.org

Documentos explican los derechos de inmigrantes durante una redada.
El abogado Jim Harrington habla con su equipo de voluntarios.

El Rvdmo. Andy Doyle, Obispo de Texas, se unió a otros líderes religiosos el 8 de mayo para escribir una carta al gobernador Abbott condenando la acción. Texas ahora se convierte en el primer estado en exigir el cumplimiento de las peticiones de retención de ICE y exigir que la policía local haga cumplir las leyes de inmigración.

"De la agenda antiinmigrante nace el temor y se promueve a partir de un sentimiento de privilegio, poniendo en peligro la justicia para todos", escribió el Obispo Doyle. "Hemos visto el daño causado por las leyes discriminatorias, inconstitucionales a nuestras comunidades. Seguiremos construyendo comunidades acogedoras en todo Texas. Los tejanos son un pueblo hospitalario, amable y acogedor y lamentamos el intento de esta ley de difundir el miedo entre nosotros. Como nos recuerdan nuestros textos sagrados: "Cuando un extranjero resida contigo en tu tierra, no le harás mal. El extranjero que reside contigo será para ti como el nativo entre vosotros, y lo amaréis como a vosotros. "(Levítico 19: 33-34)".

Harrington espera que el ministerio del Proyecto Santiago alivie algo el miedo. 

"Creo que la gente entiende la necesidad de ayudar a los inmigrantes. Si crees en el Evangelio, ese es un mensaje principal ", dijo Harrington. "Las personas que emigran a este país no lo hacen porque necesitan unas vacaciones. Nadie se levanta y deja su hogar y su familia y su cultura sólo para ir a otro lugar. Creo que la gente entiende eso y también entiende el papel del Evangelio y las Escrituras y creo que es por eso que quieren ayudar ".

* Los nombres han sido cambiados para proteger identidades.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO