Change Font Size:   A A A

Oct 27, 2017 | Paulette E. Martin

Vicario de San Romero alienta a líderes a encontrar su voz

Uriel López, vicario de la Iglesia Episcopal de San Romero, una nueva congregación en el Condado de West Harris que se reúne en San Cristobal, Houston tuvo que comenzar desde cero. Antes de trabajar para la Diócesis de Texas, López se desempeñó como rector de la Iglesia del Redentor en Elgin, Illinois, una iglesia episcopal bilingüe con miles de miembros. Después de ser llamado para liderar la creación de San Romero, López formó un núcleo de veinte líderes que están ayudando a crear nuevos ministerios en la diócesis.

Encontrar líderes para unirse a San Romero no fue un proceso fácil.

"Empecé desde cero. Para mí ha sido muy difícil, como introvertido, salir y hablar con personas que no conozco", explica López. "Siempre me dije a mí mismo: ve, y no fuerces nada solo deja que Dios te dirija".

López también se acercó y extendió una invitación a las iglesias episcopales cercanas para ver si alguien estaba interesado en comenzar nuevos ministerios. 

El grupo de veinte ha recibido entrenamiento de formación y liderazgo de López durante 6 - 8 meses. Por lo general, se reúnen los sábados por la noche en una de sus casas. Durante la reunión, el grupo participa en un estudio bíblico y también recibe dirección espiritual.

"Es un grupo muy unido. Me enfoco a que nos conozcamos los unos a los otros, que seamos amigos en la fe. Le he dedicado mucho tiempo a eso", dijo López.

López cree que la atención personal que le ha brindado a cada uno de los miembros se relaciona con su compromiso y dedicación a San Romero. Ganar su confianza le ha permitido ayudarlos a encontrar su verdadero potencial.

"La verdad, no esperaba que este grupo estuviera tan comprometido con su fe y su tiempo", dijo López. "Muchos de ellos trabajan muchas horas y todavía se toman el tiempo para involucrarse".

Aunque la mayoría de líderes nunca han tenido experiencia en el liderazgo de la iglesia, López cree que han recorrido un largo camino.

"Uno de los miembros apenas sabía leer, y ahora esa persona tiene confianza para comenzar un estudio bíblico. Hay otros miembros que dirigen el ministerio juvenil y dirigen a otros a la oración", explicó López.

Algunos domingos, López ve que hasta 60 personas asisten a el servicio en español. Aunque la iglesia tiene casi un año, el enfoque principal de López no ha sido aumentar el número, sino fortalecer la base que ya ve.

Sus principios también resuenan con el nombre elegido para la iglesia.

"San Romero es alguien realmente cercano a mi corazón. Romero encontró su voz casi al final de su vida; y aunque es una figura católica, nos enseña a encontrar nuestra propia voz, a ser profetas y hablar con la verdad. Desde un punto de vista misionero, los miembros de "Amigos en Cristo" y yo realmente nos identificamos con él ", dijo López.

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO