Change Font Size:   A A A

Apr 03, 2020 | EDOT Staff

Misión Latina en el Área de Houston Alimenta a Miles de Personas Impactadas por el COVID-19


El Rdo. Pedro López asiste colocando comida en el automóvil de un cliente de despensa.

La Iglesia Episcopal San Pedro alimentó a más de 2,300 personas a través de su ministerio de alimentación y asistencia el pasado miércoles. La organización sin fines de lucro de San Pedro, North Pasadena Community Outreach, se asocia con el Banco de Alimentos de Houston para organizar una despensa de alimentos semanal. Normalmente, NPCO distribuye alimentos a unas doscientas familias y ofrece asistencia con beneficios. Sin embargo, la nueva pandemia del coronavirus ha resultado en un aumento de casi 250% por ciento en el número de personas atendidas.

“Muchas de nuestras familias son especialmente vulnerables porque trabajan sin protección salarial y sin seguridad laboral. Cuando tantos empleadores cancelan a sus amas de casa o trabajadores, las familias pierden sus ingresos”, dijo el Rdo. Pedro López, vicario de San Pedro, Pasadena. "La situación es aún más devastadora para los refugiados y los inmigrantes indocumentados que no serán elegibles para recibir asistencia financiera del gobierno", López agregó.

El ministerio de alimentación de San Pedro fue posible gracias a la participación de más de veinte voluntarios. "La mayoría de estos voluntarios son adultos jóvenes de la comunidad que pertenecen a la iglesia y no tienen trabajo", dijo el Rdo. David Goldberg, cura de San Pedro, Pasadena. "Se unieron para ayudar cuando enviamos a muchos de nuestros voluntarios regulares a casa porque su edad los hacía especialmente vulnerables". Los voluntarios deben practicar el distanciamiento social, usar máscaras, guantes, y evitar el contacto cercano con los clientes.

Una larga cola de una milla de cuatrocientos cuarenta y seis autos atravesaba tres estacionamientos de una escuela. "Nunca había visto algo así", dijo Celia Curiel, gerente del sitio. "Normalmente vemos un par de cientos de familias, pero muchas de estas personas nunca han estado aquí antes, incluso he visto amigos y compañeros feligreses por primera vez. Mucha gente está luchando".

La Iglesia San Pedro está ubicada en un suburbio industrial de Houston. El vecindario está compuesto principalmente por familias inmigrantes, muchas de las cuales sufren los efectos de la pobreza endémica. Según la Fundación Episcopal sobre Salud, la esperanza de vida promedio en el norte de Pasadena es más de veinte años menor que la de los vecindarios más ricos del área de Houston. “La pandemia del coronavirus ha exacerbado las vulnerabilidades existentes. Esto hace que el trabajo de los socios del Banco de Alimentos de Houston, como San Pedro, sea aún más importante”, dijo el concejal de la ciudad de Houston, David W. Robinson. "Me ha impresionado mucho la disposición de las comunidades religiosas, incluyendo, y especialmente las iglesias episcopales, para hacer el trabajo de Dios, incluso cuando cierran sus puertas de manera responsable para el culto dominical".

  SUBSCRIBE TO E-NEWSLETTER

 SUSCRÍBASE AL BOLETÍN ELECTRÓNICO